SMACH Z: LA CONSOLA MÁS POTENTE DEL MUNDO

‘Smach Z’ es el proyecto de tres programadores mallorquines, y se ha definido como “la consola portátil más potente del mundo”. Son grandes afirmaciones, y es que llevan desde 2014 apostando por la idea, tres años en proceso de desarrollo y una infinidad de campañas de crowfunding que han respaldado el proceso.

La versión final de la consola verá la luz en 2020 y físicamente es muy similar a la Nintendo Switch, pero es modular y puede personalizarse con los componentes y mejoras que el jugador necesite en función del uso que haga de ella y de los juegos a los que vaya a jugar. Es más, en la propia página web de la consola están ya disponibles algunos componentes de personalización, como memoria RAM, o almacenamiento SSD.

Pero eso no es lo más impresionante de la consola, sino que, en caso de que se quisiera mejorar la RAM o la SSD, el usuario podrá abrir la consola, desmontarla y cambiarla por sí mismo, como si se tratase de un ordenador portátil, tal y como ha asegurado uno de sus creadores. Además, tiene un procesador y una tarjeta gráfica que ofrecen una gran calidad a un tamaño reducido, con bajo consumo.

Por otro lado, la máquina tiene un ventilador que permitirá que baje su temperatura y que funcione al máximo rendimiento con aquellos juegos más potentes. Todas estas características hacen que ‘Smach Z’ sea similar a un portátil, pero totalmente personalizable; de este modo, es tan potente y tiene un catálogo de títulos tan extenso y variado como un ordenador, incluso se vende con Windows 10 o con su propio sistema operativo, Smach OS.

En la consola pueden instalarse programas, escribir en Word, utilizar internet, ver Netflix o conectar cualquier elemento externo, como un ratón o un teclado. La idea principal de los desarrolladores era unir un portátil y una consola en un solo objeto, de modo que el jugador pudiera disfrutar de todas las plataformas de videojuegos, de todas las tiendas de juegos digitales y, a su vez, de todas las funciones de un ordenador.

La batería de la consola tendrá una duración de entre 2 y 5 horas y es capaz de cargarse en tan solo 45 minutos. Además, tiene pantalla táctil, una cámara de 5 megapíxeles, micrófono, conexión WiFi, Bluetooth, puertos USB, micro USB y USB-C, ranura para micro SD y una entrada Display Port para conectarla a la televisión.

Al ser totalmente personalizable, los consumidores podrán adquirir la consola con los componentes que prefieran, pero en la página web dan tres opciones predefinidos de compra:

  • 699 dólares: 4 GB de RAM, 64 GB de almacenamiento SSD, sin cámara.
  • 899 dólares: 8 GB de RAM, 128 GB de memoria y una lente de 5 megapíxeles.
  • 1.099 dólares: 16 GB de RAM, 256 GB de almacenamiento y una cámara de 5 megapíxeles.

El precio no es para nada elevado si piensas en que en esta consola podrás también jugar a los títulos que ya tienes en casa, y a cualquier otro que puedas imaginar. Ya es posible reservarla por un precio de 10$ y también están a la venta otros complementos, como carcasas de colores, stick USB para introducir una tarjeta SIM y unos Z-Pads que transformarán los controles táctiles en otros botones.

‘Smach Z’ es un proyecto creado en España por Ignacio Armenteros, Óscar de la Torre y Daniel Fernández, y han logrado diseñar un portátil con el que poder jugar en la palma de tu mano, con el que experimentar y explorar las diversas utilidades que posee, marcando un antes y un después en la innovación tecnológica.